Editor's Picks


Una casa árbol orgánica

Su impresionante construcción llevó siete años de trabajo desde que comenzó a ser diseñada en 1997. Fue ideada por el brillante arquitecto Robert Harvey Oshatz, amante de la arquitectura orgánica, quien consideró el proyecto como un desafío y cumplió los deseos de su cliente: que la casa forme parte del paisaje natural dando la sensación de estar en una casa-árbol.
Dentro de un bosque y sobre un terreno bastante accidentado, en Portland (Oregon), su dueño es un amante de la música y quería que su nueva casa tenga una acústica perfecta para el fluir musical. Sin dudas que el resultado obtenido es un refugio sofisticado y caprichoso.
La madera es el elemento principal de su estructura y decoración, con unas interesantes vigas laminadas y curvadas, dejando que las puertas y zonas de paso de la casa tomen formas poco usuales en la arquitectura. También el gran ventanal toma un importante protagonismo en la vivienda.
Sin duda la arquitectura orgánica ha cobrado gran vigencia en las últimas décadas, y este modelo de casa unifamiliar es un claro ejemplo de ello, como también una obra de arte.
A pesar de ser un proyecto terminando en 2004, aún hoy su estilo audaz y moderno se asemeja al de una casa futurista.