Editor's Picks


Qué ver en la Bienal Interieur - Por Philippe Deroy -

Cómo nació
Hace 50 años en pleno Mayo francés, un grupo de arquitectos y diseñadores establecían los fundamentos de una nueva manera de hacer llegar el diseño de interiores a un público masivo. Idearon una bienal en la ciudad de Kortrijk en la cual se exhibirían únicamente creaciones contemporáneas de mobiliario, objetos y materiales para la casa, con un enfoque hacía sus autores.  Un formato de feria que rompió con los esquemas habituales de las exposiciones y las escenografías tradicionales.  Con esta creación, a lo largo de 26 muestras, lograron erigir el diseño al nivel de una entidad cultural y comercial, y hacer de este festival un must imperdible para los amantes del interiorismo y la decoración.

  

De qué se trata
Cada edición premia a un diseñador internacional por su trabajo y aporte a la disciplina. Escogido por un jurado de profesionales, docentes, periodistas y líderes culturales y empresariales, los afamados Verner Panton, Philippe Starck, y el argentino Alfredo Häberli han sido algunos de los galardonados. La bienal es también un semillero de nuevos talentos que exponen por primera vez y tienen así la posibilidad de conocer a los editores y fabricantes de sus obras y proyectos. La curaduría precisa que hacen los organizadores eleva mucho el nivel de todos los expositores y mejora la oferta exhibida con respecto a otras manifestaciones de diseño. Los visitantes se sorprenden con la calidad y ocurrencia de los productos y las puestas en escena originales y muy gráficas del recorrido de la expo. 

 

Una ciudad que se contagia
El fuera de los muros se extiende en distintos barrios de esta urbe muy pintoresca de Flandes, con su núcleo histórico ubicado una isla en el medio de dos ríos. El festival ocupa edificios de arquitectura gótica y de siglo XVII, así como pop up sorprendentes. Este año un hospital desafectado de los ochenta, invita a una experiencia inmersiva para ver nuevos artistas con obras hechas in situ, y objetos y muebles revelados dentro de antiguas instalaciones medicas. 
A solamente 2 horas en auto de París es un paseo ideal para un día otoñal en busca de nuevas tendencias y estilos para la casa y opciones para gozar de los espacios hogareños y comprender que el diseño contribuye a vivir mejor.