Editor's Picks


Por qué India Mahdavi es una arquitecta que tenés que conocer - POR PHILIPPE DEROY -

Conocí hace unos años en París a la talentosa diseñadora y arquitecta India Mahdavi que estuvo hace pocos días en Buenos Aires, invitada por la asociación argentina de decoradores como ponente de la conferencia internacional de diseño DArA-ID. Tenemos amigos en común y admiro mucho su trabajo en espacios sociales de hoteles, bares y restaurantes que siempre atrapan e invitan a un viaje extraordinario. Durante su visita a la Argentina desayunamos en el Palacio Duhau – Park Hyatt Buenos Aires y aproveché para hacerle unas preguntas sobre su inspiración, formación y experiencia en diseño de interiores. Los invito a una travesía por algunos de mis lugares favoritos en 4 ciudades de lujo y todos tienen en común el particular sello de India Mahdavi.

PARÍS
Un café au lait con un croissant mirando a la columna de la Bastille, es la mejor manera de empezar el día en París, sentado en le Café français. A la orilla de Le Marais, un palpitante barrio atestado de historia, frente al eje de la cultura lírica, este restaurante irradia su carácter galo. India es francesa con padres de origen británica e iraquí, estudió arquitectura en París y diseño industrial, gráfico y de muebles en Nueva York. En estos salones buscó una identidad visual muy fuerte expresada en el logo, los colores tricolores, las líneas arquitectónicas radicales y los materiales vibrantes.  Los grafismos están en el piso, los artefactos de iluminación y los menús. El conjunto invita a un paseo por la tradición francesa un poco art deco pero también con brillos setenteros en los espejos, metales y cortinados. Lo recomiendo también para comer después de una función en la Opera Bastille o para un trago tarde ya que esta abierto hasta las 2 de la mañana.
India me contó que quería ser escenógrafa de películas, pero no encontró como desarrollar su pasión en el cine francés. Su enfoque particular del interiorismo demuestra que tiene el ojo de la cámara. Le Germain en el corazón del barrio VI, es un bistró parisino con una carta sencilla de sabores típicos como el tartare de bife, la milanesa de ternera o la ensalada niçoise. Los actores Jean Dujardin y Juliette Binoche son fans de este lugar, habitado en su centro por una gigantesca figura femenina de color amarillo que atraviesa el cielorraso. La escultura de 5 metros en resina laqueada del artista Xavier Veilhan, (quizás mas conocido para nosotros por su obra del Miami Design District) continua en el primer piso donde hay una sala de billar y un bar. Esta identidad original es el puntapié para dejar volar nuestra imaginación y vivir por un momento en una película surrealista. Pero la fantasía continua en el subsuelo con una sala de proyección para 25 espectadores que celebra el séptimo arte. Paradisio es un espacio donde cenar también o armar una fiesta privada. Paredes curvas de cuero azul petróleo con motivos de fauna y flora, una alfombra con animal print y sillones profundos nos inmergen en un paraíso único.   
Es hora de volar hacia Londres donde esta otro de mis predilectos, pero no antes de tomar un café en el aeropuerto Charles De Gaulle, en el fabuloso I Love Paris. Un espacio amplio pero elegante que fue galardonado como el mejor restaurante de Aeropuerto el año pasado. El sello Mahdavi se vuelve a encontrar en el uso de formas delicadas en el mobiliario y la trama del techo, pero con una paleta de grises, oliva y petróleo para generar una experiencia serena y apacible.

LONDRES
En el tradicional barrio de Mayfair esta el imponente hotel Connaught que alberga uno de los mejores bares de Londres, ideal para un trago luego de recorrer Piccadilly y Bond Street.  El Coburg bar invita a relajarse en sus cómodos sillones de terciopelo morado, cerca de la chimenea con mantel de espejo envejecido, protegido por la boiserie pintada en un profundo matiz grafito. Una carta de mas de 80 whiskies, unos raros vinos de jerez añejados y cocktails originales, con recetas que van desde 1780 cuando los primeros colonos americanos celebraban sus aspiraciones de independencia, hasta la mixología contemporánea.  Pero es hora de ir a cenar al glamuroso Sketch, el restaurante mas instagrameado del momento, una sala cuadrada bañada en un halo rosa, la paredes, las voluptuosas butacas con forma de flor y las guardas del piso de mármol son de color rosa pálido.  Curiosamente India diseño este proyecto en 4 meses y el dueño aceptó su propuesta de inmediato. El resultado es un éxito a nivel global y el lugar se llena a la hora del té y por la noche y todos los comensales se sacan selfies para marcar su visita.

LOS ANGELES
Cruzamos el Atlántico para llegar a la soleada Los Ángeles y descubrir en Beverly Hills (a una cuadra de Rodeo Drive) el extravagante jardín interior que Mahdavi creó para La Durée, la famosa confitería que inventó los macarons (merengues pasteles rellenos de cremas frutales). En la meca del cine, la arquitecta quiso hacer un guiño a los dibujos animados de los años cincuenta, diseñando un ambiente lúdico y colorido con motivos pop que nos sumergen en un universo fantasioso.  Las paredes pintadas de verde anís y recubiertas de un treillage de madera blanca, son adornadas de sobredimensionadas margaritas de madera que también ofician de lámparas. Los butacones son de mimbre blanco con almohadones rosa y su respaldo curvo tiene la silueta de unas orejas de conejo.

MÉXICO
Termino mi recorrido con un hotel de la Ciudad de México, el Condesa DF que es un remanso en la vorágine de esa inmensa urbe.  Ubicado frente a Parque España en un edificio neoclásico de piedra de forma triangular, este hotel de 40 habitaciones tiene un patio interno fresco para cualquier hora del día. La decoración es blanca y turquesa, con muebles de madera de nogal tapizados en cuero con pelo, grandes macetas con arboles y tiene salones privados con sofás y bibliotecas para relajarse. La terraza del cuarto piso con sus vistas al pulmón verde de la ciudad es otro espacio para tomar sol a la tarde o cenar bajo la luz de las estrellas.
India Mahdavi busca la emoción en cada uno de sus viajes como fuente de inspiración para su trabajo y ama contar historias en sus interiores. Vivir en sus creaciones es sentirse protagonista de una producción estelar y experimentar por unas horas la sensación de deambular en una película.