Experiencias


Myanmar: un recorrido de lujo por el Río Chindwin

La curiosidad se despierta cuando aparecen en la mente las ganas de conocer un nuevo destino, una cultura distinta y paisajes completamente alternos a los que estás acostumbrado. Y si no conoces muy bien el sudeste asiático, este es una gran momento (y lugar) para ir.
Posiblemente conozcas Myanmar con el nombre de Birmania. De uno u otro modo, es un destino en el cual vas a querer sumergirte por completo una vez que veas la maravilla que significa su tierra. Y si es desde la comodidad de un exclusivo crucero, ¡muchísimo mejor!

Chequeá también el destino más instagrameable del mundo. ¡Un espectáculo!

El Río Chindwin, uno de los afluentes del extenso Río Ayeyarwady, es el elegido como anfitrión de este lujoso recorrido sobre el agua. 21 habitaciones abren sus puertas a los pocos (y suertudos) curiosos que quieren descubrir esta región de Asia. Cada una de ellas con las comodidades de un hotel 5 estrellas, invitando a descubrir un paisaje distinto cada mañana. Bajo la premisa de “luxury, naturally”, el Sancturay Ananda busca acercar a sus huéspedes a la cultura y cotidianidad de la vida local con un único sabor a exclusividad.
Eso sí, no te van a faltar los más icónicos recorridos como el templo completamente dorado de Shwezigon Pagoda, un auténtico santuario budista que no podes dejar de visitar. O la colina de Sagaing Hill que, a traves de una gran caminata, regala unas vistas espectaculares a la ciudad con el mismo nombre. El atardecer en el U Bein Bridge, puente que cruza por ensima del lago Taungthaman, es uno de los puntos más fotografiados de la región por la maravilla visual que significa. Aunque estas son tan solo algunas de las paradas. Vas a ver que, desde Yangón a Bagan, todos los paisajes a lo largo del camino te van a facsinar.
Así que depende el recorrido que elijas, llegaras a rincones más lejanos e intrigantes alrededor de toda la región. A bordo del Sancturay Ananda, la experiencia será todo un placer.

Chequeá también porqué Bagan es la ciudad más exótica del sudeste asiático.