Destinos


La isla de las maravillas existe y es ésta

Todo el mundo sabe de la eterna rivalidad entre Chile y Argentina. Nos robaron las dos últimas Copa América (y una era la edición centenario), nosotros nos quedamos con el sur, y así sigue la lista. Pero hay una verdad que no se puede negar y es que ambos países tienen destinos únicos en el mundo.
Existe en el centro-sur del mar de Chile un archipiélago bañado en leyenda: Chiloé. Para llegar, basta con entrar a la página de Latam y elegir cualquiera de los siete vuelos diarios a Chiloé con escala en Santiago de Chile.

Chequeá también otra forma de vivir Los Andes

Formado por una isla madre y sus islitas hijas, el archipiélago de Chiloé te invita a no quedarte quieto con un agenda para disfrutar al máximo la naturaleza y la cultura de la zona. ​​​​​La Isla Grande de Chiloé es a donde querés ir para conocer el archipiélago en sí. Ahí te espera un hotel con todo planeado para que tengas la mejor experiencia: Tierra Chiloé. En el hotel podés agarrar el catálogo de actividades y leerlo como si fuera un menú, para que logres organizar una visita a tu gusto. Kayaking, cabalgatas y paseos en barco son sólo algunas de las tantas ofertas con las que te podés encontrar si te quedás en Tierra Chiloé.



Además de todo eso, está la historia local. Chiloé tiene, a lo largo del año, diferentes fiestas locales que te van a dejar con la boca abierta. Una de las celebraciones más tradicionales y curiosas para presenciar es la Minga. En ella, todo el pueblo de la zona se reúne para ayudar a una familia local que decidió mudarse. Pero la mudanza no es solo de muebles y cosas personales. No. Cuando una familia local se quiere mudar, ¡se lleva la casa entera! Algo digno de presenciar. Un destino distinto lleno de naturaleza y tradición, absolutamente imperdible.

Chequeá también la mejor aventura de la Patagonia Chilena