Experiencias


Nuestra jefa de publicidad visitó Canyon Point de la mano de Cartier y nos muestra como viajan las celebrities

En el marco del relanzamiento del icónico reloj Santos, acompañé a Cartier en una experiencia de lujo, desafío y superación junto a un grupo selecto de medios latinoamericanos. Después de una gran fiesta en San Francisco, entre anécdotas con celebrities de Hollywood y bandas internacionales, nos sumergimos en una aventura fuera de serie. Tomamos un vuelo privado a UTAH y llegamos al exclusivo hotel AMANGIRI, de la reconocida cadena ¨AMAN¨, emplazado en medio del desierto de Arizona. Villas privadas con terraza y chimenea propia, materiales naturales, pisos de madera blanca.
En nuestras habitaciones nos esperaba un KIT de aventura personalizado por Cartier: sombrero, protector solar, cremas y botella térmica. Tuvimos unos minutos para descansar y contemplar nuestro dormitorio con vista a la inmensidad del desierto. Ahí estábamos, siendo parte de un escenario natural insuperable en una de las áreas protegidas más magníficas del continente: Canyon Point. 
Al caer el sol, fuimos agasajados con una cena bajo las estrellas y una actividad guiada por astrónomos del Lowell Observatory. Jugamos a descubrir el universo y su inmensidad, sin pensar en los límites. Seguimos la noche entre delicias de cocina orgánica local, vino de la mejor cepa californiana y risas hasta que las velas ardieron.
Empezamos el segundo día con clases de yoga al amanecer, preparándonos para una experiencia única: una vía ferrata. Con arneses y cascos personalizados por Cartier, la actividad implicó que escalemos y crucemos un puente colgante de 45 cm de ancho suspendido a 120 metros de altura. Miedo, adrenalina, ganas de superación. Tomamos entonces la actitud ¨bold and fearles¨ que tanto caracteriza a la Maison Francesa y la hicimos nuestro motor en este desafío.


Para dar cierre a una aventura de película, hicimos un tour al que solo tienen acceso huéspedes del hotel Amangiri (y celebrities como Rosie Huntington, Camila Morrone y Em Rata): recorrer por dentro el Antelope Canyon. Millones de años de erosión, vientos y lluvias dieron forma y color a este cañón único en el mundo, tesoro natural difícil de traducir en palabras.
Volvimos a Buenos Aires con la energía de haber vivido una experiencia audaz, entre naturaleza, lujo y aventura. Y reafirmamos una idea que siempre celebro: nuestra actitud supera cualquier límite. ¡Chapeau Cartier!

Por Sofi Suárez